© 2018 by GAMESTETICA.

  • Fund.MusicoterapiaySalud

Ariadna Castellanos apoya a la Fundación Musicoterapia y Salud

La vida vuelve a señalarnos con la rima de su regalo. Como es justo corresponderla, destapamos de nuevo el canto de los buenos agradeceres, de las palmas y las alegrías, pues la constelación MUSICOTERAPIA Y SALUD cuenta con una estrella más para reforzar sus proyectos. 

Con la resonancia aportada por las anteriores, nuestro dibujo integraba las liviandades del pop, los riffs rockeros y las sutilezas del jazz mezclado con los ecos deportivos de quienes aun siguen corriendo la banda y cosechando ovaciones. Con la nueva adhesión cambiamos de diseño disfrutando del requiebro de las bulerías, de la chispa de los tanguillos, de la profundidad de las tarantas. Sin duda alguna, nuestra forma es cada vez más bella.

Esta cualidad, entre otras que ahora os contaremos, se la debemos a la persistente ARIADNA CASTELLANOS, quien ha fuerza de mucho trabajo y sensibilidad ha traducido todos los palos del flamenco a la horma inusual del piano, de su piano. Y es que Ariadna cuando cree en algo, crea los caminos, inventa los puentes que nadie aun imagina e insiste hasta verlos brillar sobre el escenario.

Así Javier Limón, productor de productores, no acertaba a comprender qué flamenco embrujado podía parir una madrileña de veinte años sin guitarra, ni cajón, ni palmas. Aquel día que Ariadna levantó temblorosa la tapa del piano desbocando el caudal creativo que desde los 7 años estuvo cultivando, demostró toda la pasión aprendida de aquel profesor de instituto que determinó su vocación. Y no sólo tocó con las manos, entregó sobre la banqueta todo su cuerpo al baile, como acostumbra a hacerlo cada vez que se cita con las blancas y las negras, proponiéndolas tejer unas armonías, hilvanar unos compases, retejer las costuras abiertas de una melodía.

Para Ariadna la música es una experiencia global que abre la puerta a otros mundos; un modo de entender la vida y una oportunidad de aprender a volar por volar, como muestra este tema. Quizá por eso no hemos tenido que explicarnos mucho sobre las cosas que hacemos. Tras aquellas notas Limón se rindió sin ambages al talento, luego Jorge Pardo, Agustín Carbonell, Niño Josele... La beca en la Guidhall School of Music de Londres le permitió hacerse con la arquitectura clásica del piano, esa que luego ha ido amoldando desde lo jondo de sus 230 cuerdas a las hechuras de los espacios sonoros flamencos. Más tarde llegó la oportunidad de Berklee, donde le fue concedida una “President”, la beca más prestigiosa de la escuela musical de Boston (nunca antes lograda por una española). Sentirla haciendo “la Barrosa” para el propio Paco de Lucía en el doctorado Honoris Causa concedido a éste, es el mejor modo de lograr un graduado de por vida y todo un lujo para los sentidos.

Su reciente disco “Flamenco en Black and White” (nominado a los Grammys Latinos 2013) está abriéndole nuevas veredas y la oportunidad de ampliar la voz de su piano. Los nuevos registros de su arte os los seguiremos recomendando dentro poco, porque su creatividad esquiva la calma segura de los puertos y ya anda diseñando nuevas arquitecturas en las que podremos habitar acusticamente. El 21 de Noviembre estaremos en la distancia acompañando su recogida del premio en las Vegas.

Tras lo descrito, comprenderéis la razón de tanta alegría y agradecimiento. La Fundación sigue creyendo en la fuerza de la generosidad de la buena gente, en la capacidad del hacer conjunto que la música entendida como terapia posibilita.

Ariadna nos regala su confianza, la potencia de su musicalidad y su pasión estética por el flamenco. Por todo ello ahora sonamos diferente, simplemente mejor y soñamos con que tú puedas vivenciarlo.

No dejes de visitar su web para conocer más sobre sus proyectos, sus próximos conciertos, su magia: www.ariadnacastellanos.com

Gracias Ariadna. David Gamella

1 vista